FESTIVAL DESIERTO SONORO: arte y música con sentido de pertenencia

Reunir a la familia en torno a la música, las artes y al contenido de vanguardia, es el propósito de Desierto Sonoro, un festival que ha ido creciendo con los años.

Arte y Cultura 28/06/2022 Reinaldo Berríos González Reinaldo Berríos González
Festival desierto sonoro 1
Cristóbal Navarrete, músico, gestor cultural y uno de los principales impulsores del evento: “logramos conformar una parrilla artística muy completa y para toda la familia”.

Fotos: Gentileza Cristóbal Navarrete

Usar el espacio público como si fuera propio. Puede ser una paradoja, pero eso es lo que logra Desierto Sonoro, una fiesta ciudadana que se ha consolidado en el tiempo y que este año realizó su quinta convocatoria, en el sector de Playa Brava, con un éxito notable. Vesna Obilinovic, arquitecta y directora del festival, lo resume: “Siempre es un desafío estar en la ciudad; es un evento gratuito, de escala mayor, con varios escenarios en simultáneo y con múltiples cosas pasando al mismo tiempo”.

Festival desierto sonoro 2

El destacado músico nacional, Camilo Salinas, deleitó a los presentes en Playa Brava con un singular concierto de piano.

“Este festival nace con el propósito de incentivar la movilidad de grupos humanos, a través del viaje por los diversos pisos ecológicos de Tarapacá, en torno a la música y las artes, la educación medio ambiental, patrimonial y multicultural”, agrega Vesna. “La idea es reunir a la familia en torno a la música, las artes y el contenido de vanguardia. Creamos el espacio para presentar actividades que tienen que ver con aspectos que no son cotidianas en las actividades locales, y con ello proponer algunas otras vinculaciones a partir de lo que significa este espacio del Desierto Sonoro, como plataforma para el desarrollo cultural”.  

“El regreso después de dos años de pandemia es bien especial, porque, además, fuimos la última actividad masiva realizada en el espacio público en febrero del 2020. Creemos que para la comunidad también es muy significativo, debido a la propuesta que tiene el festival de activar un territorio a partir de actividades que nos permitan coexistir durante dos días en la playa”, agrega.

“Siempre tratamos de incorporar la mayor cantidad de estilos; nosotros queremos dar a entender que la música electrónica es una paleta amplia de ritmos y música”.

Festival desierto sonoro 3

También hubo espacio para los más pequeños con el mago Conejo.

Daniela Matamala, al compás de la música y con su bebé en brazos, nos dice: “Es algo que estábamos esperando, un lugar para volver a encontrarnos después de dos años encerrados en nuestras casas por la pandemia. Ha sido un placer, lo estamos pasando muy bien y se agradece tener esta posibilidad en nuestra región”. Unos metros más allá, Fabián Pérez, nos comenta: “Es una actividad muy llamativa y la estaba esperando desde hace mucho tiempo; tener la posibilidad de escuchar a DJs de distintas partes, además de los distintos emprendimientos sustentables. Es un plus, desde el punto de vista del entretenimiento, de la cultura y también económico”.

Para Cristóbal Navarrete, músico, gestor cultural y uno de los principales impulsores del evento, señala: “queremos continuar con el Desierto Sonoro cada año y que siga creciendo y fortaleciéndose como el festival del norte más importante. Este año pese a la incertidumbre que existía al iniciar el año, logramos conformar una parrilla artística muy completa y para toda la familia, que convocó a toda la ciudadanía tarapaqueña. Este año, con un especial enfoque en la electrónica femenina”.

“Este festival nace con el propósito de incentivar la movilidad de grupos humanos, a través del viaje por los diversos pisos ecológicos de Tarapacá, en torno a la música y las artes, la educación medio ambiental, patrimonial y multicultural”.

Festival desierto sonoro 4

Miles de personas llegaron hasta los escenarios de Playa Brava a disfrutar del espectáculo.

En relación a los músicos invitados, Cristóbal Navarrete, agrega: “Siempre tratamos de incorporar la mayor cantidad de estilos; nosotros queremos dar a entender que la música electrónica es una paleta amplia de ritmos y música. Es muy interesante lo que pasa ahora, en estos años, porque hay demasiados estilos de música electrónica. Entonces nosotros podemos proponerle al público que está en un estado de playa (porque la playa te predispone el cuerpo de otra manera), a una progresión musical. Y el público, que es de todas las edades, va sintiendo el ritmo, se deja llevar y lo disfruta”.

ESPACIO PÚBLICO

Uno de los aciertos del Festival Desierto Sonoro y que es destacado por quienes acuden esta vez a Playa Brava, es el uso del espacio público. Para Rodrigo Mancilla, arquitecto: “La playa no sólo es para bañarse o tomar el sol; también es para este tipo de actividades culturales. Nuestra ciudad se presta para eso; tenemos una temperatura ideal, si la comparamos con lo que ocurre en el sur del país en estas fechas. Entonces, si uno ve la playa, la ve llena de gente; familias, niños, juventud, que son atraídos por la diversidad de propuestas, más allá de la música propiamente tal”.

Festival desierto sonoro 5

El arquitecto señala, al respecto, que “uno de los desafíos de la arquitectura respecto de este tipo de espacios, sobre todo en esta ciudad, es que los paseos del borde costero se piensan como un asunto estético, pero no como espacios donde la ciudadanía se empodere y apodere de ellos. Entonces, uno debería hacer un catastro de todos estos usos culturales, de las comunidades y que la ciudad, como pasaba antiguamente, desemboque en el borde costero, no solamente a pasear, sino que a experimentar el encuentro”.     

Cristóbal Navarrete agrega, al respecto: “Creo que el tema de proponer una programación en el espacio público es súper importante; como este parque maravilloso que tenemos se puede utilizar de diferentes maneras, en distintas épocas del año, no solamente con lo que está establecido. Cómo te las ingenias para ocupar este espacio público que nos pertenece a todos. Este año el festival tuvo hartas áreas: el escenario electrónico principal, hay otro escenario para los músicos emergentes, la carpa de circo donde también se presentan músicos destacados; después tienes un montón de tótems, donde están pasando videos con contenidos sobre el desierto. Hay otro tótem proyectando videos enviados por la gente de la región; está el área de eco-art, donde se junta el medio ambiente y el arte, con la presencia de un tremendo artista Ian Berry (ver nota especial en la revista), etc, etc”. 


Festival experimental 

de ocupación territorial 

Festival desierto sonoro 6

El Desierto Sonoro es gestionado por la Plataforma multidisciplinaria Nomadesert y, en palabras de su fundadora, “es un festival experimental de ocupación territorial que busca generar la movilidad de los grupos humanos dentro del territorio desértico andino, para así experimentar y significar los espacios de manera colectiva, entendiendo, todo esto a partir del ocio y, sobre todo, de la educación como concepto, generado por las artes, culturas, patrimonios y el medio ambiente”.

La primera versión (2014), fue en La Pampa del Tamarugal, el 2015, en Pisagua, el 2016 en el Puerto y el 2020 en Playa Brava. De esta forma sus organizadores plantean la educación medioambiental, patrimonial y multicultural como base de la ocupación del desierto, único soporte identitario de la región, creando las instancias para habitarlo en su diversidad y potenciando su herencia cultural.

Te puede interesar
ESTUDIO OF 1

Estudio OF: La oficina de los oficios creativos

Valentina Camilla
Arte y Cultura 20/05/2024

De buenas a primeras es difícil imaginar que en un edificio destinado a oficinas administrativas exista un estudio creativo que se ha consolidado como una alternativa cultural de programación habitual con miras en la accesibilidad, la diversidad y los oficios creativos, saliendo de los márgenes de lo esperado y lo ya realizado. Desde ahí, el trabajo de Estudio OF se proyecta y sigue en expansión para este 2024.

Anatiña 1

HABITAR EL DESIERTO, ANATIÑA: Un Espacio para la Creación, Educación y Difusión en el Desierto más Árido del Mundo

Vesna Obilinovic
Arte y Cultura 10/05/2024

Anatiña como plataforma de investigación busca contribuir al mejoramiento de la infraestructura cultural y educativa, entendiendo estos espacios como lugares de intercambio de historias, memoria y vida colectiva. Se espera que esta iniciativa impulse un desarrollo sostenible desde lo local hacia lo global, a través de la valorización de la cultura, el paisaje y las economías creativas.

Carrero 1

Producciones Carrero: Los artesanos de la música

Arte y Cultura 16/05/2024

Desde hace más de 40 años que la casona ubicada en Serrano 776 ha vibrado a través de las entonaciones y ritmos de lakitas, tinkus, cachimbos, cumbias y más, todo gracias a la constancia del oficio musical promovido por la familia Carrero desde los años 60 para la ciudad de Iquique, la región de Tarapacá y toda la macrozona norte de Chile y el extranjero.

Lo más visto
ESTUDIO OF 1

Estudio OF: La oficina de los oficios creativos

Valentina Camilla
Arte y Cultura 20/05/2024

De buenas a primeras es difícil imaginar que en un edificio destinado a oficinas administrativas exista un estudio creativo que se ha consolidado como una alternativa cultural de programación habitual con miras en la accesibilidad, la diversidad y los oficios creativos, saliendo de los márgenes de lo esperado y lo ya realizado. Desde ahí, el trabajo de Estudio OF se proyecta y sigue en expansión para este 2024.

TC3 1

La época de Matías González de Cossio: minas, oficinas y sociedad en Tarapacá colonial (parte 3)

Damián Lo (*)
Memoria 21/05/2024

El caso de Matías González de Cossio, motivó al autor de este artículo al estudio de la minería preindustrial en Tarapacá como un proceso histórico, económico y social, único a lo largo de ambos siglos. Hubo notables personajes en el antiguo Tarapacá, no solo élites, también trabajadores subalternos, peritos mineros, rebeldes y exploradores del desierto. Aquí la tercera entrega y final de esta interesante historia.

TC2 1

La época de Matías González de Cossio: minas, oficinas y sociedad en Tarapacá colonial (parte 2)

Damián Lo (*)
Memoria 21/05/2024

El caso de Matías González de Cossio, motivó al autor de este artículo al estudio de la minería preindustrial en Tarapacá como un proceso histórico, económico y social, único a lo largo de ambos siglos. Hubo notables personajes en el antiguo Tarapacá, no solo élites, también trabajadores subalternos, peritos mineros, rebeldes y exploradores del desierto. Aquí la segunda entrega de esta interesante historia.

Redes Sociales

Twitter

Facebook