LUCÍA MOLINA: jugar con imágenes para descubrir nuevos significados

Arte y Cultura 18 de julio de 2020
La pandemia le jugó una mala pasada. Estaba lista para salir de la ciudad y radicarse en la quinta región, cuando el coronavirus dijo otra cosa. No obstante el confinamiento, ha seguido creando desde su taller y ha participado en una serie de muestras virtuales a las cuales ha sido invitada. En todas ellas derrocha creatividad, cambiando paradigmas y modelos tradicionales por nuevas formas de entender el arte.
lucia-molina-volveremos-2020
Volveremos 2020 - Fotos y arte: Lucía Molina

Lucía Molina Riffo sacude estereotipos con su mirada libre, contestataria y cuestionadora de la realidad que nos circunda. Nos sorprendió con una primera muestra, en 2019, denominada “Jallalla” en la Sala Collahuasi. De ahí en adelante ha realizado una serie de exposiciones donde, a partir de los hechos cotidianos, surge su mirada lúcida y evocadora.

De partida dice que “hace seis años se dedica al arte; soy autodidacta”. Dejó la ingeniería, que es su profesión, para dedicarse ciento por ciento al arte. “Mi trabajo en el arte no tiene horario -ha dicho-. Trabajo de lunes a lunes, desde que me levanto hasta que me acuesto. Trabajo en esculturas, instalaciones, en pintura, telar, collage, música, composición y poesía”.

Lucía-Molina-diabla-Lujuriosa
Diabla Lujuriosa

“Mi motivación -agrega- es la gente, en este caso los bailarines, los músicos. Ellos son el patrimonio vivo, real, que forjan año a año con su compromiso y dedicación. En La Tirana podemos ver desde la mujer que borda las capas hasta el indio que, pese a su edad, aún Danza. Y también están los músicos que cargan pesados instrumentos para avivar por horas el ritmo perfecto y único del norte de Chile”.

Es sin duda una artista vehemente, creativa, disruptiva y trabajólica. “La mayoría del material utilizado en esa exposición, Jallalla, es reciclado, pero trabajado. Cuando uno recicla tiene que trabajar el doble; es distinto a cuando tú lo compras nuevo, pero está mi satisfacción de que eso no estará en la basura por mil años más”. 

Lucía-Molina-La-fuerza-del-oso
 
La fuerza del Oso

La artista admira profundamente el esfuerzo de quienes “durante las frías noches y el asfixiante calor de las tardes no cesan de bailar; los gestos de generosidad y la demostración empírica de que con lo básico se puede vivir en paz”. También se inspira, dice, en su familia “que entre sobrinos y primos se preparan cada año para danzar en diferentes fiestas; disfrutar de los colores, los aromas, la señora del puesto de sopaipillas, el puesto de los pupulos y mercocha, la alegría, las sonrisas, la emoción y la fe”.

lucía-molina-Los-miedos-del-diablo
Los miedos del diablo

lucía-molina-Confinada
Confinada

Te puede interesar