CURUPUCHO: El aporte al desarrollo cultural local de la mano de un clásico de la bohemia iquiqueña

Los clásicos no nacen de la noche a la mañana. Eso lo sabe muy bien Alfonso Dastres, dueño del “Curupucho”, mítico bar ubicado frente a la Plaza Prat, que tiene mucho que contar. Desde sus inicios como confitería pasando a bar grill por los azares de la vida, sostenido por años de gestión, generaciones de personas y encuentros promovidos por escritores, poetas y artistas.

Arte y Cultura 25/03/2024 Valentina Camilla
Curu 1
Son incontables las agrupaciones culturales que se han forjado al alero del Curupucho y de su carismático dueño: Alfonso Dastres.

Fotos: Franco Miranda              

Entre las cálidas noches de verano de la ciudad se vislumbra una luz encendida desde Aníbal Pinto 751; ahí espera tranquilamente entre música nostálgica la llegada de los parroquianos/as Alfonso Dastres, morrino insigne por todas sus historias tras la barra del Curupucho y su crianza en el barrio.

“Nunca estuvo en mi mente ser comerciante, pero fue como se fueron dando las cosas (...) cuando partió el Curupucho era muy chiquito y ya empezó a crecer. La Zofri hizo que hubiera buena clientela. También llegaban otros insumos”, contextualiza. 

El paso del tiempo hizo que Alfonso pudiera notar los cambios en los iquiqueños/as y los públicos de los bares locales. Esto último influenciado por la ubicación estratégica entre el puerto, la plaza y el resto de la ciudad, lo que mantuvo la frecuencia y puntos comunes entre el público del bar grill.

Curu 2La ubicación estratégica entre el puerto, la plaza y el resto de la ciudad, es un gran plus de este bar.

Al respecto Alfonso comenta: “Cuando abrí el año 76 ese público era más o menos joven. Venía harta gente del sur que estaba recién llegada. También venía gente de edad, como jefes de galpones y tripulantes… con el tiempo iban cambiando. Ahora hay de todo un poco, gente joven, de edad, otra que viene los puros viernes o tienen su día de la semana”.

Un punto importante ha sido la administración del bar. Esto ha permitido que se mantenga vigente entre los clásicos del centro, frente a otros que han tenido que cerrar sus puertas como el Chache Schop; El Genovés y el recuerdo de la versión anterior de El Democrático, lo que ha puesto fin a una tanda de historias que solo quedan en el recuerdo de los que fueron sus visitantes. 

“Al final los que vienen son los que saben que el Curupucho existe”.

Para el Curupucho, la fidelidad de los clientes y los artistas es clave ya que actualmente en los alrededores no hay más bares cercanos -aparte de los ubicados en el Paseo Baquedano- lo que genera que el flujo de público disminuya: “al final, los que vienen son los que saben que el Curupucho existe” recalca Alfonso. 

EL BAR Y LOS ARTISTAS

A la fecha, pasan a ser casi incontables las agrupaciones culturales, los colectivos artísticos, ensambles musicales, poetas; escritores/as y gestores culturales que han tenido más de alguna razón para congregarse y convocarse en el Curupucho. 

Curu 3

Entre ellos destaca que en sus mesas se conformó la Sociedad de Escritores de Chile (Filial Iquique); el Círculo de Guías de Turismo; los grupos de poetas, escritores, artistas visuales; entre otros.  

Además, se realizan lecturas, conciertos de bolsillo; conmemoraciones; celebraciones y post-eventos, los que permiten la charla entre locales e invitados/as que visitan Iquique o la región con motivo de festivales, inauguraciones, exposiciones y seminarios.

Si bien, la pandemia también caló hondo en la gestión del bar, la cartelera cultural de los alrededores de Baquedano -como la Casa de la Cultura, el Museo Regional de Iquique y otros puntos de activación- han sido esenciales para mantener con vida este trozo de la memoria bohemia local.

Curu 4El Curupucho se mantiene vigente entre los clásicos del centro, frente a otros que han tenido que cerrar sus puertas, como el Chache Schop y El Genovés.

La dinámica del Curupucho ha permitido abrir oportunidades a encuentros, diálogos e intercambio entre agentes culturales locales, nacionales y extranjeros, siempre desde la familiaridad de compartir en un bar rodeado de historia, vestigios e información sobre el paso del tiempo entre la costa y las salitreras. 

Hoy frente al acelerado flujo de la ciudad, aún es posible detener el tiempo con una cerveza o un destilado entre sus mesas, el cual se mantiene activo de miércoles a sábado, por lo general desde las 21:00 horas. 

“Tengo que estar presente ya que mucho del bar tiene que ver con la persona”.

Aunque las intenciones sean de a poquito ir entregando el legado del bar a su hijo Benjamín, Alfonso continúa al mando del bar ya que “tengo que estar presente, ya que mucho del bar tiene que ver con la persona (...) en la calle me dicen “¡Hola Curupucho!” antes que por mi nombre, tantos años… la gente a uno ya lo conoce”.  

Curu 5

Para agendar algún evento, debes acercarte directamente al bar o contactarte a través del perfil de Instagram @curupucho. 

Te puede interesar
Poesía en arg 1

Poetas iquiqueños leyeron en Buenos Aires, Argentina

Rodrigo Ramos Bañados
Arte y Cultura 27/03/2024

El Bar de Fondo Cultural es un lugar dedicado a las expresiones artísticas. Y es así que, además de la poesía, hubo espacio para una sesión de jazz. El balance de todas maneras resultó positivo por los lazos que forjó la poesía de Tarapacá en Buenos Aires.

Lo más visto
trenes para chile

“Trenes para el Norte Grande”: Gobernadores piden a Boric ampliar la red ferroviaria del país

Actualidad 12/04/2024

Además del Gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, la misiva está firmada por sus pares Ricardo Díaz de Antofagasta y Jorge Díaz de Arica y Parinacota. El Gobernador de Antofagasta explicó que existe una iniciativa del Gobierno Central que se llama Trenes Para Chile, pero indicó que, lamentablemente, sólo se ha evidenciado la máxima de Trenes para el Sur de Chile.

Redes Sociales

Twitter

Facebook