Políticas públicas en Chile encaminadas a disminuir el desperdicio alimentario

El hambre y la inseguridad alimentaria a nivel global están aumentando. Sin embargo, aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos se pierden o se desperdician. Todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos. El pasado 30 de marzo se conmemoró el Día Mundial Cero Desechos.

Actualidad 04/04/2024 Sofía Bustos
alimentos 1

El desperdicio de alimentos es uno de los problemas más graves que enfrenta el mundo en la actualidad. Aproximadamente un tercio de la comida que se produce es desperdiciada globalmente. Esto no solo representa grandes pérdidas económicas, sino que implica un desperdicio de recursos naturales que son utilizados en distintas partes de la cadena alimentaria. Por ejemplo, al cosechar, procesar, empacar o transportar los alimentos, lo cual conlleva a un incremento significativo de gases de efecto invernadero, deforestación, destrucción de la biodiversidad y desperdicio de recursos no renovables como el agua.

A pesar de que la verdadera escala del desperdicio de alimentos y su impacto no ha sido cuantificada con precisión, el último informe del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Británica sobre Residuos WRAP (Waste & Resources Action Program) sí da algunas pistas.

El desperdicio de alimentos tiene gran relevancia, desde el impacto en la salud humana y planetaria. Además, actualmente 690 millones de personas sufren de hambre y cerca de 3.000 millones de personas no pueden costear una dieta saludable. Es por esto que es necesario instar a los consumidores para reducirlo. Una de las potenciales soluciones es la sensibilización y entrega de herramientas y conocimientos a las personas.

Adicionalmente, la acción de los Estados es muy relevante. En Chile se desarrolló la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos del Ministerio del Medio Ambiente. Esta estrategia propone como meta pasar de 1% a un 66% de valorización de los residuos orgánicos generados a nivel municipal para el año 2040. Se espera lograr la meta incentivando a que los consumidores generen menos residuos orgánicos.

La Estrategia establece una serie de metas intermedias y acciones a realizar, enfatizando en que resulta de vital importancia lograr que la ciudadanía se involucre. Conseguir una mayor conciencia ambiental se busca estableciendo obligaciones e incentivos, así como potenciando la educación ambiental, llegando a la ciudadanía a través de los municipios y otros programas públicos para disminuir el desperdicio alimentario.

Otra oportunidad es fortalecer el rol y las acciones desarrolladas desde el Comité Nacional para la Prevención y Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos. Esto con el fin de favorecer el desarrollo de políticas, planes y programas que ayuden al uso óptimo de los alimentos reduciendo su desperdicio.

Algunas iniciativas que han demostrado ser efectivas son los bancos de alimentos, los micro-bancos de alimentos en ferias libres, campañas educativas en ambientes escolares, estrategias educativas comunitarias, entre otras. Corporación Actuemos, junto a otros actores de la academia y servicios del Estado, han trabajado para aportar a la discusión en Chile con evidencia y acciones concretas para reducir el desperdicio de alimentos.

Además del problema ético y nutricional que supone que una cantidad considerable de alimentos en buen estado se desaproveche cada día, hay un importante impacto ambiental. Hay que considerar que el planeta tiene recursos naturales finitos, como los recursos hídricos, el suelo o los recursos marinos que son utilizados para la producción de estos alimentos que terminan siendo desperdiciados. En Chile se han desarrollado ciertas políticas encaminadas a reducir el desperdicio, pero todos tenemos que poner de nuestra parte para ser parte de la solución.

Lo más visto
Diablada 3

Servidores de la Virgen del Carmen: Un registro de la primera Diablada de Chile

Atilio Jorquera
Arte y Cultura 15/07/2024

La Primera Diablada de Chile partió a fines de los años cincuenta, y desde esa fecha ha marcado la fiesta de La Tirana con su colorido y su impronta. El fotógrafo Atilio Jorquera ha realizado un acucioso trabajo documental que presentamos a continuación. Junto con ello expone sus puntos de vista sobre lo que significa esta manifestación popular y las reflexiones que surgen al alero de este registro.

evento niño 1

Fenómeno del “Niño costero” advierte impacto ecológico en costas de Chile, Perú y Ecuador

Ciencia y Medio Ambiente 21/07/2024

El estudio del investigador de ingeniería UAI, Cristian Martinez-Villalobos, identifica eventos de aumento de temperatura en la costa sudamericana del Pacífico, gracias a un modelo de ciencia de datos aplicado que utiliza datos satelitales de 1948 a 2023. Estos eventos podrían afectar el ecosistema ecológico marítimo, generando precipitaciones extremas con importantes consecuencias en países aledaños.

Redes Sociales

Twitter

Facebook