El ex Patronato de la Infancia y Gota de Leche de Iquique: la investigación al servicio de la protección del patrimonio

Arquitectura y Patrimonio 30 de junio de 2021 Por Damián Lo Chávez* y Rodolfo Rojas Figueroa**
El Patronato Nacional de la Infancia se constituyó en agosto de 1901. En su gestación y financiamiento participó el Gobierno, la Iglesia Católica y destacados miembros de la elite empresarial nacional. Tras algunos años la institución y sus centros asistenciales denominados “Gotas de Leche” proliferaron por todo el país, en especial en zonas de concentración obrera como Iquique, Lota y Tocopilla, entre otros. Un proyecto de investigación que comenzará en los próximos días espera arrojar nuevos antecedentes sobre este importante inmueble ubicado en el centro de la ciudad.
Potreccion patrimonio Gota de leche 1.1
El edificio del ex Patronato de la Infancia y Gota de Leche expresa un modelo de inmueble que nace para desarrollar funciones específicas.

A partir del 30 de junio del presente año comenzará la ejecución del proyecto “Investigación y puesta en valor del edificio del ex Patronato de la Infancia y Gota de Leche de Iquique: un siglo de historia”, en el marco del Concurso Regional del Fondo del Patrimonio Cultural, Convocatoria 2020. Este proyecto tiene entre sus objetivos la puesta en valor y difusión de la historia de este valioso inmueble patrimonial ubicado en el centro de nuestra ciudad. Esperamos que el trabajo desarrollado permita construir un expediente para declarar monumento histórico el edificio aludido, ubicado en Obispo Labbé 800 y que actualmente ocupa la Cruz Roja iquiqueña.  

El interés general que anima al equipo multidisciplinario que gestiona esta iniciativa es resguardar la identidad cultural local que tiene un fuerte sustento material en la arquitectura patrimonial presente en nuestro casco histórico. Lamentablemente este se ha visto mermado por siniestros, negligencias varias y el aparentemente incontenible avance del negocio inmobiliario. En este proyecto convergen las ciencias históricas y la arquitectura, por una parte, y el trabajo con la comunidad involucrada en el edificio y circundante a él, por otra. Esperamos un diálogo enriquecedor desde el conocimiento técnico científico y los intereses y perspectivas de las voluntarias de la Cruz Roja, usuarios del edificio y juntas de vecinos circundantes en un área central de la ciudad.

Fue una época en que predominó, y por largo tiempo, un discurso oficial desde las élites gobernantes que sintetizaba aspectos médico-científicos con los valores ético-religiosos como alternativa a la degeneración de la raza provocada por la ignorancia y corrupción de costumbres en el pueblo.

LA CARIDAD

Las primeras décadas del siglo XX fueron años complejos de acelerada transformación de la sociedad. Si bien muchos de estos factores que daban cuenta de la consolidación del modelo capitalista, la industrialización y la vida urbana se gestaron a lo largo del siglo XIX, es hacia el cambio de siglo que las contradicciones sociales se transformaron en un tema de debate público en tanto emergen como amenaza a la continuidad misma de la construcción de Estado, la propiedad privada y el mercado. 

La oligarquía gobernante tiene dos formas de tratar con la desigualdad, la pobreza y el conjunto de penurias cotidianas que conforman la denominada “cuestión social”. Una es la represión armada del movimiento social reivindicativo y la otra es la caridad. No se trata de una caridad espontánea y ocasional. Se trata de la asistencia social sistematizada que ejerce la clase dominante, casi en su conjunto, para mitigar la extrema miseria. En particular para contrarrestar aquellos factores que inciden, o se creía que incidían, en la mortalidad, el abandono infantil y la maternidad precaria. Esta sistematización de la caridad tiene objetivos definidos que sintetizan sentidos prácticos e ideológicos[1]. 

Potreccion patrimonio  gota de leche 2.1

Sus dos pisos extendidos y enmarcados en una cornisa continua, interrumpida en la esquina, nos dan a entender que es una construcción que se resuelve en tres fachadas.

Entre los primeros, lo central era evitar la falta de futuros brazos para la industria mediante la profilaxis social y el cuidado médico-sanitario tanto del lactante como de la madre, entendidos como un conjunto inseparable sustentado en una concepción católica de mujer. Se esperaba que la acción concertada de la burguesía para mitigar los aspectos más brutales de la pobreza también serviría como antídoto contra la expansión del movimiento obrero político-reivindicativo y las ideologías de redención social: el anarquismo y el socialismo-comunismo. 

HIGIENISMO

También el patronato gestionaba y promovía matrimonios entre sus usuarias y los padres de los infantes. El discurso asistencialista se entroncaba con un fuerte contenido católico. Fue una época en que predominó, y por largo tiempo, un discurso oficial desde las élites gobernantes que sintetizaba aspectos médico-científicos con los valores ético-religiosos como alternativa a la degeneración de la raza provocada por la ignorancia y corrupción de costumbres en el pueblo. Es lo que conocemos como higienismo, profilaxis social y eugenesia.  Esta acción social sistemática coordinada a nivel nacional forma un puente histórico entre las antiguas iniciativas caritativas dispersas y geográficamente focalizadas con la asistencia social estatal que se instituyó en Chile especialmente a partir de los gobiernos de Frente Popular.

Afortunadamente existen trabajos sobre el Patronato a nivel nacional, y también sobre el contexto histórico y la cuestión social que nos sirven de marco referencial para aproximarnos a la época.

El Patronato Nacional de la Infancia se constituyó en agosto de 1901. En su gestación y financiamiento participó el Gobierno, la Iglesia Católica y destacados miembros de la élite empresarial nacional.  Tras algunos años la institución y sus centros asistenciales denominados “Gotas de Leche” proliferaron por todo el país, en especial en zonas de concentración obrera como Iquique, Lota y Tocopilla, entre otros. La filial tarapaqueña de la institución se constituyó en julio de 1918 siendo intendente de la provincia Recaredo Amengual. 

Se trata de un edificio del cual sabemos, hasta ahora, muy poco. Afortunadamente existen  trabajos sobre el Patronato a nivel nacional, y también sobre el contexto histórico y la cuestión social que nos sirven de marco referencial para aproximarnos a la época. Esperamos contribuir con un valioso aporte al conocimiento general sobre el pasado regional y de nuestra ciudad en tanto se trata de la época posterior al fin del ciclo de expansión del salitre (1872-1918). Además, es un territorio escasamente explorado por las ciencias históricas, cuyo conocimiento es fundamental para entender nuestra ciudad y sociedad en el presente.

Potreccion patrimonio gota de leche 3.1

En el acceso principal aparece en el arco de medio punto del pórtico principal una imagen de una mujer con dos infantes entre sus brazos.

ARQUITECTURA

En este contexto, la arquitectura figura como una nueva escritura física que representa los tiempos de la sociedad en el siglo veinte. El edificio del ex Patronato de la Infancia y Gota de Leche expresa un modelo de inmueble que nace para desarrollar funciones específicas. Más allá de su carácter constructivo, representa una transición de estilos clásicos a un orden general que acerca al modernismo. Es parte de los testimonios arquitectónicos de las primeras décadas del siglo veinte, donde sus dos pisos extendidos y enmarcados en una cornisa continua, interrumpida en la esquina, nos dan a entender que es una construcción que se resuelve en tres fachadas. Una por la calle Obispo Labbé y la otra por calle Latorre, donde el encuentro de esquinas truncadas se denomina “ochava”. El volumen de esta cara termina casi en línea recta, junto a los cuatro accesos que tiene el edificio. 

Tiene varias ventanas donde los balcones destacan accesos y la esquina como conjunto, lo que nos remite a la especificidad del funcionamiento que se pensó desde el mismo origen. El diseño de los elementos decorativos reviste un carácter más racional, a excepción del sobre relieve del acceso principal de la esquina ochava, en el cual aparece en el arco de medio punto del pórtico principal una imagen de una mujer con dos infantes entre sus brazos, que es la única excepción no laica de los elementos ornamentales. Esta imagen que domina el acceso principal del edificio nos remite a la caridad y el asistencialismo, razón de ser del inmueble y la institución. Esta imagen femenina es, desde luego, la antítesis de la construcción de mujer propugnada por movimientos librepensadores, anticlericales o de temprana reivindicación feminista.

Potreccion patrimonio  gota de leche 5

Lo central era evitar la falta de futuros brazos para la industria mediante la profilaxis social y el cuidado médico-sanitario. 


(*) Mg. en historia. Programa de Doctorado en Historia de la Universidad de Tarapacá.

(**) Arquitecto, especialista en patrimonio regional.
 
[1] Síntesis a partir de los anuarios y almanaques del Patronato Nacional de la Infancia disponibles en www.memoriachilena.cl

Te puede interesar

Boletín de noticias

Redes Sociales

Twitter

Facebook






 

Te puede interesar